lunes, 4 de mayo de 2009

Un presidente y un gobierno que no lideran

No me extraña nada que el PSOE esté perdiendo fuerza electoral. Y tampoco me extraña algo que la encuesta de El País parece querer ocultar y es que IU sube de forma muy significativa: según lo que he visto en el periódico (en papel) la intención directa de voto (4,8%) supera con creces el resultado de las generales (2,8%) por lo que es razonable pensar que IU obtendría un buen resultado. No sé si eso quedará reflejado en las europeas (no es del tipo de elecciones que nuestros/as electores/as acostumbra a visitar) pero creo que la tendenci es claramente al alza. Izquierda Unida no sólo no está desaparecida sino que en este tiempo de crisis se está convirtiendo en un referente para quienes se han dado cuenta de que el sistema actual (secundado igualmente por PSOE y PP) no funciona.

Pero a lo que iba el título del post: ni Zapatero ni su gobierno ofrecen una imagen de liderazgo que pueda atraer y que resulte confiable. El modo en que han gestionado la actual crisis no es nada convincente. Desde el primer momento la crisis les cogió a los del PSOE con el pie cambiado: en los años pasados habían sido cómplices de una ideología que se demostraba ahora tramposa y fracasada y habían aplicado el mismo marco económico y las mismas medidas de derechas que el resto de los países europeos (estos sí, gobernados por partidos de derechas). Y después no han sabido reaccionar: han lanzado planes de parcheo cuyos resultados no conocemos, han lanzado mensajes contradictorios, nos han querido vender constantemente la idea de que estábamos mejor de lo que realmente estábamos, han seguido enfrascados en peleas partidarias y, en definitiva, no han ofrecido una imagen de compromiso serio con el mayor problema que ha tenido España en décadas. O sea: no han estado a la altura de las circunstancias. Y me temo que el futuro inmediato no va a ser mejor.

Estoy convencido de que a estas alturas el PSOE tiene un grave problema de liderazgo para afrontar la situación de crisis. El problema no se resuelve quitando a Solbes y poniendo a Salgado, o incorporando en el gobierno a pesos pesados, como Chaves o Blanco. El problema, hoy por hoy, es Zapatero. Este hombre no nos va a sacar del agujero porque no tiene ni idea de cómo hacerlo y tiene demasiadas prioridades alternativas.

¿Qué me hubiera gustado ver en un presidente de gobierno? Pues que hubiera salido solemnemente a la palestra (quizás en un mensaje televisado lanzado a bombo y platillo) para decir con gravedad cosas como las siguientes: la situación que atravesamos es muy grave, la más grave de nuestra historia reciente; creímos que el modelo capitalista-liberal era el mejor, pero nos equivocamos ya que la codicia del ser humano, base de ese modelo, lleva a la autodestrucción; creímos que el crecimiento sin límite era posible y nos equivocamos; creímos que podíamos prescindir de nuestro impacto en la naturaleza y no es así; por eso, ciudadanos y ciudadanas, os propongo trabajar juntos/as para alumbrar una nueva sociedad; una nueva sociedad en la que la felicidad no esté basada en tener más sino en saber vivir con lo que tenemos; una sociedad más igualitaria; una sociedad en la que la ciudadanía controle, a través de sus instituciones, el sistema económico; una sociedad respetuosa con el medio ambiente; y para ello, yo en primer lugar y cada uno/a de lo/as ministros/as del gobierno tenemos como única prioridad trabajar por el nacimiento de esa sociedad; y lo haremos en colaboración con los demás partidos, con las organizaciones sociales y con toda persona que quiera avanzar en esa dirección; nadie quedará sin la posibilidad de aportar; pero lo tenemos que hacer todos/as juntos/as; también en colaboración estrecha con otros países, ricos y pobres; y el resultado también será para todos/as.

¿Es mucho pedir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo ahora o calla para siempre