jueves, 13 de mayo de 2010

Otra vez Joselu, haciendo de las suyas

Quienes me conocéis sabéis que no profeso especial cariño a José Luis Bilbao. O sea, que estaré encantado si no repite como diputado general de Bizkaia la próxima legislatura. Y pensaréis que es esa falta de cariño la que me lleva a criticar sus opiniones. Pues no. Se lo gana él solito a pulso. No hay más que ver su virulento rechazo al proyecto de ferrocarril entre Bilbao a Castro que incluso su propio partido ha tenido que salir a corregirle. Hace falta estar anclado en la Edad Media para defender una Euskadi aislada del resto del mundo como hace este hombre. Si algo ha hecho bien Patxi López (poco más, por cierto) ha sido estrechar los lazos con las comunidades limítrofes tratando de identificar lo que tenemos en común para poder progresar conjuntamente. Y es que cualquier otra orientación va en contra de los propios intereses de Euskadi.

Por cierto, que dice Bilbao que esto lo hacen los del PSE para sus votantes. Me temo que se equivoca de punta a rabo. Los/as vascos/as que tienen la segunda residencia en Castro o Laredo votan mayoritariamente al PNV. Los/as del PSE tienen casa (familiar) en Burgos o Cáceres. Y los/as de EB no tienen segunda residencia, que no les da para tanto.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Es el tiempo de la izquierda. Es el tiempo de la ciudadanía.

No esperaba del PSOE un plan de izquierdas para salir de la crisis pero que fuese tan de derechas de verdad que no lo imaginaba. Esta frase de Zapatero lo resume todo: "Es ahora cuando más lo necesitamos (el ajuste) para mantener entre nosotros a los inversores y mantener imagen de estabilidad." Pero ¿de qué imagen de estabilidad habla este hombre? La estabilidad la dan la cohesión social y el coraje de unos/as ciudadanos/as bien informados/as e ilusionados/as con un futuro mejor. Pero a Zapatero y al PSOE esto les importa un carajo. Su estabilidad es la de los ricos y su imagen la de los engaños. Ni siquiera es la de los inversores. Porque quien tiene dinero para invertir lo hace si la ciudadanía del país en el que piensa ubicarse está bien formada, tiene ganas de trabajar, mantiene la solidaridad interna y vive con ansia de futuro. Pero Zapatero y el PSOE nos han quitado todo eso hace tiempo. Justo desde el momento en que se echaron en manos de la banca y de las constructoras. ¿Habéis visto quiénes han recibido con aplausos este plan? Los empresarios, los bancos, el FMI (con su historia de destroza-países), ...


Zapatero no es un líder. Es un enterrador de ilusiones y de esperanzas. Y con ese espíritu no sale un país de una crisis.


Lamentable que el principal objeto del ajuste sean los/as funcionarios/as. A Zapatero sólo le falta decir: "lo vais a pagar ... por vagos/as". Ahondar en una imagen inmerecida para el 90% de esos/as trabajadores/as. Lamentable. Tan lamentable como cebarse en los/as pensionistas, parte débil de nuestra sociedad. Y, por si eso fuera poco, reducir la escasa aportación al desarrollo de países más pobres. Medidas de populismo de derechas. Eso sí; con esas medidas posiblemente el PSOE gane otra vez las elecciones. Le votarán los electores de derechas: los del PP, los del PNV. ¿Quién quiere a Rajoy teniendo a un Zapatero que aborrece al funcionariado y que reduce las aportaciones a "los de fuera"?


Mientras tanto, ni redistribución, ni innovación (que vaya a pedir ahora dinero la ministra Garmendia), ni formación ni nada. ¿Para cuándo la recuperación del impuesto del patrimonio? ¿Para cuándo la elevación de la tarifa máxima del impuesto de la renta? ¿Por qué subir un impuesto (el IVA) que perjudica especialmente a las clases medias y bajas? ¿Por qué sólo algunos/as tienen que apretarse el cinturón mientras otros/as siguen disfrutando de sus prebendas y de sus riquezas? ¿Es que no ha sido suficiente con los 4,5 millones de parados, con las 1,3 millones de familias en las que nadie trabaja, con el 40% de los/as jóvenes desempleados/as?


Además, ¿quién puede creer que una economía se reactiva subiendo el IVA y bajando el sueldo a los/as funcionarios/as? Eso no hará más que deprimir el consumo y la actividad. Consecuencia: al declive moral al que me refería antes se sumará el declive económico.


Hay otra forma de salir de la crisis. Desde la izquierda, desde la sintonía con quienes peor lo pasan, desde la solidaridad. Repartiendo el trabajo y permitiendo que cada persona realice su valiosa aportación. Distribuyendo más equitativamente la renta para que sea el conjunto de la población el que impulse la economía y no unos/as pocos/as que lo mismo están aquí que se llevan la pasta a un paraíso fiscal. ¿Ha demostrado alguien que un 10% de ricos/as hacen más economía que el restante 90% de la población? Invirtiendo en formación, en innovación. Haciendo apuestas de futuro. Pero el PSOE, el PP, PNV y CIU no están en eso. En el arco parlamentario sólo Izquierda Unida cree en la ciudadanía, en su capacidad de levantarse y luchar por su futuro. Sólo la izquierda, la izquierda he dicho, es capaz de liderar una recuperación integral.

NOTA POSTERIOR: no tenéis más que leer las reacciones de diferentes agentes que aparecen aquí publicadas para haceros una idea de lo que estamos hablando.

martes, 4 de mayo de 2010

Maldita Europa

Llevo unos días desconsolado pensando en las penurias impuestas a la población griega en el acuerdo para el "rescate" de ese país y, por eso, veo absolutamente justificadas las protestas organizadas contra el plan y contra la clase política. Lo que no comparto es la utilización de una violencia que parece haber provocado la muerte de al menos tres personas. Poner en riesgo la vida de las personas es algo no admisible en este tipo de protestas y, además de causar un daño irreparable a las familias de las víctimas, perjudica al propio movimiento que las impulsa. No obstante, habrá que conocer la versión final de los hechos ya que las noticias que tengo son muy recientes.

La verdad es que no conozco mucho de la economía de Grecia aunque por lo que leo aquí, allá y acullá parece que se endeudó para financiar las Olimpiadas, su arsenal militar y otras cosas en cantidades que superaban su capacidad de generación de riqueza; que durante años se permitió a las clases más pudientes evadir impuestos o pagarlos en cantidades muy reducidas; y que la corrupción debe estar bastante generalizada. La consecuencia de todo ello es un déficit público que ha crecido una barbaridad (difícilmente un Estado puede tener superávit si no cobra los impuestos que tiene que cobrar) y una deuda totalmente insostenible.

Y ahora toca hacerse algunas preguntas.

¿Quién estuvo financiando durante años esto que ahora todos consideran un desaguisado? Pues, seguro que no os sorprendéis, fueron principalmente los bancos franceses y alemanes. Obtenían así una rentabilidad superior a la que ofrecían los bonos de otros países. Unos bancos que, posiblemente, han estado comprando deuda hasta hace bien poco y que ahora han presionado a sus respectivos gobiernos para que acudan en rescate de Grecia no sea que finalmente no cobren a los vencimientos, que hasta ahí podíamos llegar. ¿Y quién va a pagar en Europa este nuevo rescate bancario? Obviamente, el conjunto de la ciudadanía.

¿Va a poder devolver Grecia los préstamos que va a recibir ahora y recomponer la figura en el plazo prescrito de 3 años? Después de haber leído esto y esto (English) y alguna otra cosa más, mi conclusión es rotunda: NO, IMPOSIBLE. Así de grande. ¿Por qué? Pues porque las medidas que han impuesto la UE y el FMI a ese país (incremento del IVA, reducción de los salarios de los funcionarios, subida de los impuestos a los carburantes, tabaco y alcohol), lo que van a hacer es deprimir el consumo, reducir los ingresos por impuestos y generar más déficit. Eso sí, lo que no hará Grecia es cancelar las compras de submarinos y otros cachibaches militares que tiene previsto realizar principalmente a Francia y EEUU. Tiene bemoles. Y lo que es peor: todo este proceso lo que sin duda estará provocando en la población griega es un sentimiento de humillación y desamparo que no aportará nada positivo para el futuro. Me imagino a quienes votaron a Papandreu el año pasado preguntándose cómo es posible que este hombre y su gobierno estén haciendole el trabajo sucio a la derecha de Karamanlis a la que creían haber derrotado.

En definitiva, el plan va a ser un desastre para la mayor parte de la población griega que se verá empobrecida mientras que los que acumularon riqueza en los años buenos no se van a ver acosados. ¿Cómo no va a estar cabreado el pueblo griego?

Visto lo visto, ¿no creéis que hubiera mucho mejor una suspensión de pagos por parte del gobierno griego y la renegociación de la deuda con sus acreedores? Además, la paralización de la compra de artefactos militares (y en su lugar, la negociación de un acuerdo de estrecha colaboración con Turquía) habría dado un respiro adicional a las cuentas. Esto, junto a un reparto de la carga de la recuperación más justo en el que los más ricos pagaron una mayor cuota (vía impuestos a las rentas altas y lucha contra el fraude fiscal) hubiera permitido salir al país de este proceso con la cara alta y pudiendo afrontar el futuro en otras condiciones.

Y ahora pasemos a España.

Uno. Durante años nos endeudamos un montón (en nuestro caso principalmente el sector privado) en operaciones inmobiliarias que dilapidaron millones de euros en la construcción de activos improductivos e impagables. En el salvamento del sector privado ha sido el Estado el que se ha endeudado un montón para financiar millones de euros en activos improductivos a través del lamentable plan E y para apoyar a los bancos a capear el temporal.

Dos. Justo antes de la crisis, se bajaron los impuestos a los ricos (vía reducción del IRPF y eliminación del impuesto del patrimonio) y poco o nada se ha hecho para evitar el fraude fiscal.

Tres. La corrupción también está generalizada en España.

Cuatro. También aquí se va a subir el IVA y se han incrementado los impuestos de gasolina, alcohol y tabaco.

Y cinco. Karamanlis-Papandreu y Zapatero-Rajoy. ¿Los distingues?

Tiene razón Rajoy cuando dice que Zapatero está haciendo lo mismo que en Grecia. Sí, y exactamente lo mismo que hubiera hecho él. Y lo mismo que hacen muchos dirigentes europeos. Maldita Europa!

(las fotos son de apas)



El Vaticano actúa

Varios hechos recientes me llevan a valorar positivamente la tardía, pero aparentemente decidida, reacción de la Iglesia ante los casos de abusos sexuales a menores. En primer lugar, el hecho de que se haya suspendido (o hayan dimitido bajo presión) a los obispos con responsabilidades en abusos sexuales o en su ocultamiento y se hayan podido conocer esas decisiones públicamente es un buen comienzo. Esas personas no pueden seguir ostentando responsabilidades en la Iglesia y deben comparecer ante la justicia, como ha dicho Benedicto XVI que se va a hacer. Por cierto, creo que habría que hacer algo con las prescripciones de estos delitos. Dado el cambio cultural que se ha producido, que permite ahora unas denuncias que en otro tiempo eran impensables, creo que la justicia debería tener la posibilidad de investigar y dictaminar sobre los mismos aunque hayan transcurrido más años que los previstos en la legislación.

Por otro lado, la actuación en el caso de los legionarios de Cristo, incluida la valoración pública de su fundador como delincuente y la intervención de esa organización religiosa, es otro síntoma de que, por fin, las cosas se están tomando en serio.

Además, la publicación de indicaciones sobre este asunto en la mismísima web del Vaticano (imagino que no les habrá resultado cómodo poner en portada este asunto) está ayudando a que instituciones religiosas inicien un proceso de denuncias que estoy convencido de que traerá cola.

En definitiva, aunque con muchos años de retraso parece que por fin las cosas se empiezan a hacer bien.