lunes, 6 de abril de 2009

Stress test y transparencia en los bancos españoles

El Banco de España y el Gobierno han dado muestras de dejadez y de ocultismo en el caso Caja Castilla La Mancha. ¿Desde cuándo sabía el Banco de España que Caja Castilla La Mancha estaba en situación crítica? ¿Por qué no actuó antes? ¿Por qué se está saltando el Banco de España sus propias reglas de control de las entidades y está permitiendo actuaciones contables que ocultan o desdibujan la verdadera situación de bancos y cajas? Esto no es de recibo. Ha llegado la hora de pedir absoluta transparencia. Incluso más: ha llegado el momento de que el Banco de España plantee algo parecido a lo del stress test de Estados Unidos y evalúe qué le pasaría a cada entidad si las cosas, como cada vez parece más claro, vienen mal o muy mal dadas. Eso serviría de punto de partida para planificar con tiempo y de forma ordenada las actuaciones que fueran necesarias.

Lo que parece obvio es que el volumen de negocio es menor del que había en pleno boom inmobiliario y que, por lo tanto, o sobran bancos y cajas o tienen que reducir su tamaño de forma considerable. En esto tampoco somos distintos del resto del mundo.

Y no sé por qué tengo la sensación de que en estas cuestiones es mejor actuar cuanto antes y no esperar al último minuto. Porque si se hacen las cosas tarde también se retrasará la recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo ahora o calla para siempre