sábado, 20 de junio de 2009

Bien por Herrera. Ahora hay que aguantar, Joan.

Joan Herrera ha propuesto al Gobierno una batería de actuaciones en materia de impuestos, que suscribo plenamente. Los impuestos tienen que tener una función redistributiva y, por lo tanto, aplicarlos por igual a todo el mundo, que es lo que ha hecho el PSOE con el tabaco y la gasolina o con los cheques de regalo, no es nada progresista. Además, hay que recuperar sin duda el impuesto del patrimonio pero no aplicándolo a fortunas de más 10 millones de euros, por favor, que eso es como no hacer nada. Y hay que subir el tipo máximo del IRPF.

En todo caso, la reflexión a la que me lleva esto es que no se han podido hacer peor las cosas. Cuando la economía iba bien se rebajó el IRPF en su parte alta y se eliminó el impuesto del patrimonio. Ahora al Gobierno "no le queda otro remedio" (si por ellos fuera, ya podíamos esperar sentados) que subir los impuestos, incluso los directos. No me extraña que el PP gane elecciones. Si es que los del PSOE han hecho y siguen haciendo lo mismo que haría el PP.

Espero que Joan Herrera aguante el tirón y algunas de sus propuestas salgan adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo ahora o calla para siempre