miércoles, 25 de noviembre de 2009

Contra la violencia de género

El que tengamos que poner un día para denunciar la violencia de género debería hacernos reflexionar. En una sociedad que consideramos avanzada se siguen produciendo decenas de horribles asesinatos de mujeres por parte de sus parejas o ex-parejas y otros muchos ataques que afortunadamente no culminan en la muerte de las víctimas pero que las dejan con secuelas físicas o psicológicas para toda la vida. ¿Qué es lo que falla para que esto ocurra? Supongo que hay que insistir en la educación en el respeto a toda persona, hay que animar a las mujeres agredidas a denunciar su situación, hay que mejorar la ley y corregir las lagunas que se están detectando en su aplicación y otras cosas, pero, no sé por qué, tengo la sensación de que todo ello no será suficiente. Falta algo más que no acabo de identificar y que tiene que ver con el tipo de sociedad que hemos creado. Porque puedo entender que hace años, en una sociedad patriarcal, las mujeres fueran consideradas como objetos (leed este pequeño relato de Angels Martínez) pero se supone que hemos avanzado en esa cuestión y hoy es comúnmente aceptado que la sociedad es mucho más igualitaria. Entonces , ¿qué es lo que nos pasa?

Por un lado, pienso que es posible que no hayamos avanzado suficientemente en la erradicación de la violencia en general. Quien es capaz de actuar violentamente en un campo de fútbol, en una disputa entre vecinos o al volante de un coche tiene bastantes papeletas para actuar violentamente con una persona más débil y en un ámbito como el hogar, aislado del control social.

Por otro lado, creo que sigue estando demasiado generalizada entre los jóvenes, especialmente entre los varones, la consideración despectiva del otro sexo.

Pero, bueno, lo dejo aquí porque no tengo las ideas nada claras ...

Por cierto, me han llamado la atención las declaraciones del nuevo secretario general del PCE, José Luis Centella, considerando la prostitución como la peor forma de violencia de género. Aunque hay quien no comparte que se hable de la prostitución en este día, no me parece descabellada esa vinculación. No en vano creo que somos mayoría quienes entendemos que tras la prostitución sigue existiendo un modelo semiesclavista que en nada ayuda a entender las relaciones sexuales en condiciones de igualdad. Un modelo, por cierto, que no sé si es fácil desmontar mediante modelos más permisivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo ahora o calla para siempre