martes, 4 de mayo de 2010

El Vaticano actúa

Varios hechos recientes me llevan a valorar positivamente la tardía, pero aparentemente decidida, reacción de la Iglesia ante los casos de abusos sexuales a menores. En primer lugar, el hecho de que se haya suspendido (o hayan dimitido bajo presión) a los obispos con responsabilidades en abusos sexuales o en su ocultamiento y se hayan podido conocer esas decisiones públicamente es un buen comienzo. Esas personas no pueden seguir ostentando responsabilidades en la Iglesia y deben comparecer ante la justicia, como ha dicho Benedicto XVI que se va a hacer. Por cierto, creo que habría que hacer algo con las prescripciones de estos delitos. Dado el cambio cultural que se ha producido, que permite ahora unas denuncias que en otro tiempo eran impensables, creo que la justicia debería tener la posibilidad de investigar y dictaminar sobre los mismos aunque hayan transcurrido más años que los previstos en la legislación.

Por otro lado, la actuación en el caso de los legionarios de Cristo, incluida la valoración pública de su fundador como delincuente y la intervención de esa organización religiosa, es otro síntoma de que, por fin, las cosas se están tomando en serio.

Además, la publicación de indicaciones sobre este asunto en la mismísima web del Vaticano (imagino que no les habrá resultado cómodo poner en portada este asunto) está ayudando a que instituciones religiosas inicien un proceso de denuncias que estoy convencido de que traerá cola.

En definitiva, aunque con muchos años de retraso parece que por fin las cosas se empiezan a hacer bien.

3 comentarios:

  1. don javier, mientras la iglesia imponga condiciones inhumanas y antinatura como el celibato, estas cosas seguirán pasando.

    en definitiva, buenas intenciones aparte, la iglesia seguirá siendo un nido de pederastas.

    opino que la iglesia debiera plegarse al poder civil y, por tanto, no pudiesen imponer este tipo de condiciones a aquellos que han caído dentro de esa iglesia, pues resulta un comportamiento sectario y claramente ilegal.

    solo es mi opinión, pero creo lo demás serán brindis al sol.

    mitxel

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Mitxel. Quedan muchas cosas: el celibato obligatorio, el sacerdocio de las mujeres, las medidas anticonceptivas, ... y, lo que es más importante, la democracia en la Iglesia. Quedan muchas cosas. Pero al menos se ha conseguido que los delincuentes (posiblemente no todos pero sí algunos) sean denunciados y apartados. No es poco.

    ResponderEliminar
  3. hombre don javier, es que puestos a pedir, yo pido la intervención de la SGAE para no ver episodios como la anunciación, la estrella en el cielo, la virginidad de la virgen, la muerte ne la cruz y posterior resurección no ha sido copiado de escritos redactados cientos de años antes que los evangelios.

    y, ya puestos, que una comisión médica dictamine si al señor ese de la cruz le dió un marichalazo para morir a las pocas horas, cuando normalmente debiera haber tardado una semana.

    que por pedir no quede.

    mitxel

    ResponderEliminar

Dilo ahora o calla para siempre