jueves, 4 de febrero de 2010

Esto empieza a parecerse a una W

Las sucesivas caídas de la Bolsa española en las últimas semanas nos están enseñando un perfil que cada vez se parece más a la temida W anunciada por personas como el premio nobel Paul Krugman (en inglés) o el consejero delegado del mayor banco europeo refiriéndose a la evolución de las economías tras el crash de 2008. Es cierto que las bolsas de otros países no están cayendo tanto (aunque hoy ha sido un mal día en todas partes) pero ¿no creéis que la situación económica de Grecia, Portugal y España puede acabar afectando al menos al resto de la UE? Y quizás en el caso de España con más motivo dado que bancos alemanes, holandeses, etc. tienen en sus balances préstamos realizados a bancos españoles destinados por éstos a financiar la compra o la promoción de viviendas. Y ya sabemos cómo está el panorama inmobiliario español: bajo mínimos, con pocas empresas con ganas de construir viviendas y con muchas personas en paro que van a seguir incrementando la bolsa de morosos. Como ha dicho alguien, España es una enorme subprime.

Todo esto no hace sino poner de manifiesto que la forma en la que han llevado la economía en los últimos meses el gobierno del PSOE y el Banco de España, éste sin duda conchabado con aquél, no ha sido precisamente la más adecuada. Por el contrario, se ha hecho todo lo posible para retrasar la caída del mercado inmobiliario y su correspondiente efecto en las entidades financieras, permitiendo a éstas no reflejar en sus balances el deterioro del valor de los inmuebles que tenían en sus balances. Por no hablar de la manipulación de las estadísticas sobre el precio de las viviendas.

En mi opinión, y en la de cada vez más gente, hasta que no se haga el ajuste en los precios de las viviendas y se acomoden los resultados de los bancos a la realidad (algo se ha empezado a hacer pero es insuficiente), lo que implicará la desaparición de parte de las entidades financieras españolas, esto no va ponerse nuevamente en marcha ya que el crédito no comenzará a fluir hacia la sociedad. Y en cuanto al gobierno del PSOE ya sabemos que siempre ha tenido un temor reverencial a los banqueros (¿o habrá que pensar que sus componendas mutuas les impiden ir contra ellos?), pero estamos en un momento tan crítico que cualquier demora en tomar las acciones que se requieren nos pueden llevar al hoyo. Por cierto, el hoyo tiene cara de reforma del sistema de pensiones, o sea, una decisión que empeora el futuro de millones de trabajadores/as. Y todo para demostrar a la derechosa Europa que algo se está haciendo.

(el gráfico lo he tomado de Invertia)

3 comentarios:

  1. Comparto plenamente tu análisis. Como siempre muy lúcido-claro y de izquierdas. Un abrazo javi m

    ResponderEliminar

Dilo ahora o calla para siempre