jueves, 2 de julio de 2009

Cuando las barbas de tu vecino ...

Ya os dije en una entrada anterior que no me fiaba de las reducciones del desempleo que se están produciendo en estos meses y, por lo tanto, no creo prudente lo que están haciendo desde el Gobierno, es decir, dar saltos de alegría. Estoy casi convencido, y ojalá me equivoque, que la combinación de la finalización de las obras del Plan E y la reducción del turismo va a tener un efecto devastador sobre las cifras de desempleados y, salvo que se estén marchando muchísimos/as inmigrantes a sus países de origen o a otros destinos, cosa de la que no tengo constancia, me parece que aún no hemos pasado lo peor.

La experiencia de EEUU, donde unos datos de paro muy superiores a los previstos, han provocado una caída de las bolsas en todo el mundo, debe hacernos pensar que las cosas aquí no van a ir mucho mejor, teniendo en cuenta que el país norteamericano nos lleva algunos meses de ventaja en aspectos como la crisis inmobiliaria o las medidas de rescate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo ahora o calla para siempre